Sale Angel Ochoa de la Delegación de Segob, llegaría Montano

0
461

Xalapa, Ver.- Este lunes, Ángel Isaac Ochoa Pérez, dejó la delegación de la Secretaría de Gobernación para irse a ese mismo cargo en Aguascalientes y se espera la llegada del ex diputado local, Alejandro Montano Guzmán.

Por lo pronto se quedarà al frente un subdelegado en tanto se hacen los nombramientos respectivos, en medio de la situación que atraviesa el estado.

A Ochoa Pérez, se le recuerda por haber viajado al extranjero con un sueldo de 78 mil pesos mensuales, lo que le generó críticas, incluyendo las de su propio partido.

Por ello, los militantes priístas de Xalapa invitaron al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a indagar y transparentar la solvencia económica de la persona que lo representa en Veracruz, a fin de evitar un caso “Duarte- Macías».

A través de las redes sociales sus colaboradores le desearon éxito «y con emotivo mensaje el delegado federal de Gobernación se despide de los delegados veracruzanos, por lo que de manera personal le deseo mucho éxito en su nueva encomienda personal».

Mensaje de despedida de Angel Isaac Ochoa 

Amigos
Quiero por este medio agradecerles todo su apoyo y amistad en el tiempo que estuve a cargo de la SEGOB en Veracruz. Y aprovechar para comunicarles que por decisión personal renuncie al cargo de delegado de dicha secretaría. Me llevo gratitud permanente en mi corazón por todas las buenas experiencias vividas en el estado, su amistad y excelente trato hacia mi persona y hacia el gobierno federal. Finalmente ese es el objetivo, que las delegaciones federales estén trabajando coordinadas entre sí y a su ves con el gobierno del Estado, los municipios, los partidos políticos, las asociaciones diversas, para dar buenos resultados a la ciudadanía que es nuestra razón de ser.

Recorrer el estado llevando los beneficios del gobierno federal a los veracruzanos fue mi misión y me voy satisfecho por los logros obtenidos en conjunto, esperando que la prosperidad siga marcando a los veracruzanos. Para mi fue un privilegio también puesto que disfruté de sus hermosos paisajes, su gastronomía y más que nada su hermosa gente, de los cuales me llevó grandes amigos y el hecho de dejar el nombre de la SEGOB muy en alto, ya que para muchos ignoraban su existencia. Sin más que decirles me despido no diciendo un adiós, sino un hasta pronto.