¿Las tortillas doraditas de CDMX también se llaman tlayudas? Esto dicen desde Oaxaca sobre el platillo

0
123

Oaxaca de Juárez. – ¿Tlayuda o no tlayuda? La controversia se desató en redes sociales luego que ayer, en la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), una mujer vendiera «tlayudas», a las afueras de la terminal aérea.

Mientras la comerciante explicó a EL UNIVERSAL que le dieron oportunidad de vender para aumentar sus ingresos, sin cobrarle por ello, el Internet enloqueció, pues los «puristas» de la tlayuda, denostaron la denominación del platillo que se sirve en la Ciudad de México y el Estado de México, al no tener similitudes con el platillo tradicional oaxaqueño.

Al respecto, la lingüista Yasnáya Elena Gil, a través de sus redes sociales  explicó que «ambas son tlayudas”, que ambas tortillas pueden llamarse de esa forma porque hay diferentes tipos de ésta.

Y argumentó que una no es más original que la otra ni sería la primera vez que alguien use un mismo nombre para designar dos cosas diferentes en un aspecto y semejante en otros.

La lingüista, quien se ha especializado en el rescate y preservación de la lengua ayuujk, explicó que la lengua cambia y si desde hace al menos cuatro décadas se ha documentado que a las tortillas del Edomex también se les llaman tlayudas “entonces ya también es su nombre, pues así son los fenómenos lingüísticos”.

Señaló que si esas tortillas han comenzado a ser nombradas así, no las hace menos legítimas ni es una confusión. “No es que sea confusión del día de ayer, son también tlayudas si hay una comunidad hablante que así las llama”, explicó en respuesta a algunos comentarios que aseguraban que no se les puede nombrar de la misma manera.

A la publicación de la lingüista ayuujk siguieron comentarios de usuarias y usuarios en redes, quienes sostienen que las que ahora se popularizan como las «tlayudas de la Cdmx», pero antes eran llamadas «doraditas».

Explicaron que usualmente se hacen con masa de maíz azul, entendido a lo largo y no de manera circular, hasta formar «huaraches que  se tuestan hasta que estén crujientes.  Se preparan con nopales , frijoles, tomate, cilantro y queso rallado.

Mientras que una tlayuda, en Oaxaca, se distinguen por estar preparadas de maíz, ya sea blanco, azul o amarillo, en forma de una tortilla que puede tener más de 40 centímetros de circunferencia, cocida al comal.

¿De dónde viene la palabra tlayuda? 

La afirmación de Yasnáya Gil sobre el uso de la palabra tlayuda está sustentada en un texto de Michael Swanton  y Sebastián van Doesburg, publicado por la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO). Los autores encontraron un primer testimonio de la existencia de la tlayuda, que aparece en la ciudad de Oaxaca.

Al respecto, señalan: la palabra, escrita tlayuda tanto como clayuda, aparece en Tehuantepec en la década de 1920. En 1926, Eulogio R. Valdivieso publicó una breve descripción de una historia que su padre le había contado sobre Todos Santos, en Tehuantepec.

En el texto, se menciona: “la sabrosa clayuda (especie de tortilla que, después de cocerse por un lado en el comal, se quita y se recarga en una cantimplora, para que se cueza el otro por las llamas)” .

Y explica que «en muchas partes de México y América Central existe la palabra tayudo o (menos frecuente) talludo, con un significado idéntico a ‘tlayudo’ o ‘clayudo’ en Oaxaca.

Por ejemplo, en el libro Lenguaje popular de Jalisco (Brambila Pelayo, 1957), bajo talluda se dice: “Aplícase a la masa de maíz difícil de tortearse a consecuencia de estar empedernido el nixtamal por causa de su mal cocimiento. Lo mismo se dice de las tortillas apelmazadas”.