Corea del Norte dispara misiles por cuarta vez en una semana tras los ejercicios navales en el sur

0
9

Corea del Norte disparó dos misiles balísticos de corto alcance hacia al mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas), según informó el Ejército surcoreano, en lo que supone el cuarto test de este tipo en la última semana, mientras aumenta la tensión en la península coreana.

El nuevo test tiene lugar después de la visita a Corea del Sur hasta el pasado jueves de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y de que Seúl, Washington y Tokio realizaran el viernes maniobras militares conjuntas antisubmarino por primera vez en cinco años y para contrarrestar los desarrollos armamentísticos de Pyongyang.

Los lanzamientos se produjeron desde la zona de Sunan en Pyongyangentre las 6:45 y las 7:03 hora local del sábado, y los misiles recorrieron unos 350 kilómetros y alcanzaron un apogeo de 30 kilómetros antes de caer al mar del Este, según detalló el Estado Mayor Conjunto (JCS) surcoreano.

«La reciente serie de ensayos con misiles balísticos de Corea del Norte es una provocación significativa que socava la paz no sólo en la península coreana, sino también para la comunidad internacional, y vulnera claramente las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU», señaló el JCS.

Los misiles cayeron fuera de aguas del espacio económico exclusivo de Japón (EEZ), según informaron las autoridades de este país, que no tienen constancia de que se produjeran daños en embarcaciones o navíos japoneses a raíz de los lanzamientos. No obstante, Tokio presentó una protesta contra Corea del Norte a través de canales diplomáticos, afirmó el ministro de Defensa de Japón, Toshiro Ino, y agregó que los misiles posiblemente volaron en una «trayectoria irregular» diseñada para evadir la defensa antimisiles.

Corea del Norte disparó dos otros misiles balísticos de corto alcance al mar de Japón el pasado jueves, horas después de que Harris despegara desde el Sur, tras otros tantos lanzamientos similares el día anterior y uno más el pasado sábado. Durante su viaje a Corea del Sur, Harris visitó la militarizada frontera intercoreana y se reunió en Seúl con el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, al que subrayó el compromiso de Washington de desplegar activos estratégicos para defender al Sur en función de las acciones del Norte.

La sucesión de tests armamentísticos del Norte, que por el momento no se ha pronunciado sobre los mismos, se interpreta como una respuesta al despliegue del portaaviones estadounidense USS «Ronald Reagan» en la península.

En la víspera, el USS «Ronald Reagan» llevó a cabo maniobras conjuntas con las fuerzas navales surcoreana y japonesa en el mar de Japón con objeto de en «detectar, identificar y rastrear submarinos norcoreanos equipados con tecnología para lanzar SLBM (misiles balísticos que se disparan desde un sumergible)». La última vez que el «Ronald Reagan» se desplazó a la península para realizar maniobras conjuntas de este tipo fue en septiembre de 2017, en plena escalada de tensión tras el último ensayo nuclear norcoreano hasta la fecha.

Seúl y Washington buscaban con estos ejercicios enviar un mensaje de fuerza en un momento en que sus servicios de inteligencia dan por hecho que el hermético régimen está listo desde hace meses para ejecutar la que sería su séptima detonación nuclear subterránea en su centro de pruebas de Punggye-ri (noreste del país).

Además, a comienzos de septiembre el régimen norcoreano endureció su política nuclear al promulgar una ley que le permitiría ejecutar ataques atómicos preventivos si ve amenazada su integridad o a sus líderes, además de asegurar que jamás renunciará a este tipo de armamento.

El presidente de Corea del Sur, Yoon Suk Yeol, advirtió este sábado a Pyonyang de que recibirá «una respuesta abrumadora» si trata de usar armas nucleares, durante su discurso en el Día de las Fuerzas Armadas y tras la reciente retahíla de lanzamientos de misiles del Norte. Con su política de desarrollar armas nucleares, Corea del Norte «está amenazando la supervivencia y la prosperidad» del Sur, dijo Yoon durante su discurso ante las tropas en el complejo militar de Gyeryongdae, a unos 160 kilómetros al sur de Seúl.

Con información de: La Vanguardia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here